Cicatrices de luz

Te veo
       Caminas tiritando
       tambaleándote
       tinieblas y frialdad
              Toda la muerte       es noche
en tus ojos
       Apenas sonríes
              con los labios          de la tristeza

Tu corazón
                     Tierra Baldía

Te veo
       Cruzas                        el ocaso
por su parte más angosta
       y te sientas al              borde
del precipicio                     de tu alma       y lloras
       perlas       de                                        oscuridad

No crees
       ni esperas
               no sabes de rosas              en la nieve
Nadie te ha dicho
       que el corazón                          del hielo
              podría ser también            un fuego sagrado

Nadie

Toma mi mano
       Es poca cosa
              pero me rescató
de un acantilado
                            Algo sabe del       amor

Mi pequeña alma                             soportará
                      tu pesado corazón
              alzado
       sin
cansancio
Toma mi mano
       no temas                        sus cicatrices
              ellas                         te sanarán
                     Algo saben       del amor

Ponte de pie sobre       la mañana
       el Sol                      no te esperará

                     Toma mi mano
              Prometo no llevarte
       a lugar alguno
fuera de ti

Juntos viajaremos hasta tu noche

En mi mano
                     mis cicatrices
              guardan
       una semilla
de luz       para ti

Haremos un huerto de       misterio
       en tu alma oscura
              y de las tinieblas
nacerá
                            ella
más luz
que                                    las luces
                                          mortecinas

El viento                       cruje helado
aquí es la muerte y      el olvido

Toda la desolación tiene    de pronto
tu nombre
y aquí estoy                         en el centro
       de  tu  soledad
       en tu triste silencio
       abriendo mis cicatrices
Una gota de mi dolor luminoso
       en el mar de tu dolor sombrío

No temas
       mira el alba de                     mil constelaciones
Hay en ti más luz
                      que en las galaxias
                             cuando           se abrazan

No temas
       regresa conmigo al hogar
               donde todo comenzó
                      al destello que encendió
todas las luces
                                      Allí
                                            la noche  es
el sagrario                                    del fulgor más alto

                                      Deja que tu noche

                     alce su espinazo
              y abandona
       la hemiplejia
de tu luz

Hagamos de tu penumbra
       vientre fecundo del tiempo
              Yo siento latir la luz
en el seno triste de tu oscuridad

Toma mi mano
       No temas                sus cicatrices
Ellas solo son                versos
que el amor escribió
una noche de tormenta
       cuando yo creía
              estar  tan  muerto
                     como tú

                                   ahora

Comentarios: ¡Anímate! Para mí es importante leer tu comentario al final de la página.

© 2021 Jerónimo Alayón.

Suscríbete al blog para estar al día:

Únete a otros 3.091 suscriptores

¡Anímate a comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.