Selección de poemas inéditos (VI)

Poemas inéditos 6, Jerónimo Alayón

Selección de poemas del libro La jaula cautiva de su ave, de mi heterónimo John Parker

A mi madre, in memoriam.

XI

La madre no duerme
En la repisa
     las muñecas de la nieta la miran
     una le sonríe
     otra parpadea
     aquella le voltea la cara
 
La madre se estremece de llanto
mientras mira el pueblo de muñecas
 
El hijo por fin llega a consolarla
     al cabo entiende el asunto
     toma la muñeca de trapo que yace de espaldas
     «No tenía ojos»
     dice la madre
     «Le he pintado unos mejores que los primeros»
     dice la madre
     «Ella     sin embargo     prefiere seguir ciega     como yo»
     dice la madre
 
El hijo recuesta y abriga a la madre
     en tanto que mira los ojos nuevos que ha pintado para sí misma

XIV

En la esquina de la habitación
hay una catarata
De un hueco en la pared
sale un agua amarilla
La madre mira con horror
cómo la habitación se llena
     cómo el mundo se vacía
 
Al cabo llega el hijo
Su madre yace ahogada entre recuerdos
     llorando
          la catarata ahora está dentro de ella

XXII

Suena una melodía
     siempre
 
La madre se la tararea al hijo
     este la reconoce
     es triste
 
El hijo le pregunta por el instrumento que la toca
     es un piano
 
Alguna vez
     ella fue a la Escuela Superior de Música
alguna vez
     fue alumna de Inocente Carreño, Evencio Castellanos y Vicente Emilio Sojo
 
Alguna vez
     el piano de sus delirios fue real
 
Alguna vez
     otros pudieron oír al Chopin que hoy lleva dentro

XXV

La madre ahora es un huracán mudo
     el hijo poeta puede oír
los vientos rugir en su interior
     el fragor del alma que ya no se hace discurso
 
¿Todavía oyes las voces?
     pregunta el hijo
     la madre asienta con la cabeza     un sí mudo
     mientras mira al vacío
 
El rostro de la madre se constriñe
     el hijo casi puede oír
la voz que grita dentro de ella
 
La demencia es la jaula
sometida por su ave
     la compasión del barrote por el ala rota

XXIX

La madre
es hoy un lago sereno
     se ha quedado en su limbo
     no hay en ella pasado ni futuro
     no hay memoria ni esperanza
     solo un presente
     eterno
 
El hijo poeta la ve con tristeza
y en su dolor piensa
que ese presente es el amor más puro
     para odiar hay que recordar
     para ilusionarse hay que tener esperanza
     para amar basta solo un presente
     eterno
 
La madre es hoy un lago sereno
sin brisas que agiten el azul de sus ojos
     el hijo poeta la ve con ternura
     sabe que un día
     ese lago también
estará en sus ojos
     eterno

Alayón, Jerónimo. «Selección de poemas inéditos (VI)». ViceVersa Magazine. 7 de diciembre de 2020. https://bit.ly/3oysNLA

© 2020 ViceVersa Magazine

Imagen de cabecera de ©2013 Dan Fador.

Suscríbete al blog para estar al día:

Únete a otros 2.819 suscriptores


Si lo desea, puede dejar aquí su comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.