Medianoche

Medianoche, Jerónimo Alayón.
Es medianoche
       emboscada de tristezas
       hojilla del silencio
              sobre el tiempo

Esta noche
                     hay un ruido
              de cristalería
       fina
cayendo

Aquí es la faz oscura de los glaciares
       y le faltan rieles al Sol
                      para llegar al alba

Yo me dirigía a cruzar el ocaso
por su parte más sola
                        cuando te vi
Soñé con cambiar
el final triste de un poema 
                                por tus manos

Me gasté 
                        en ti
la poca fe que me quedaba
y creí como el ateo que quiere creer
                con ganas y sangre en las palabras

Tuve la rara sed de la fuente que mana
               tibia
        en invierno
pero los volcanes mueren de frío       y olvido
        amor
               y no viste el hielo que sembrabas
en mí

Nada debo reprocharte

El amor es una planta antojadiza
       prende no por virtud del jardinero
               sino por capricho       de la tierra

El amor
       ahora lo sé
no lo conquista todo
                               y nos hace extranjeros
                cuando regresamos
del desengaño

Debo tomar nota de esto
para no olvidarlo

     El desamor 
               desde el primer día
tiene                siempre
                un ruido
         de auto
averiado

Yo
       que habito esta zozobra
       del amor negado a tajo de espada
              este cansancio de siglos
              en la espalda del alma
solo pedía cerrar mis ojos
        cada noche
                con tus párpados
     y bajo ellos guardar
              por si acaso un día
              se te diera bien la ilusión
                         un pedazo de porvenir

Es medianoche aquí
       amor

                       a pesar del mediodía

allá afuera

© 2021 Jerónimo Alayón.

Jerónimo Alayón, En los buques que bajan hasta tu regazo (Washington: Autor, 2022), 45.

Suscríbete al blog para estar al día:

Únete a otros 1.422 suscriptores