Tristeza

Hoy tengo una tristeza
              de cosa caída atrás del siempre
       de silencio en la garganta de la mañana
de quien sabe que el mapa nunca será el camino

Una tristeza
              de esas imposibles
       de esas que se portan una vez en la vida
porque después                              uno ya es otro

No hay más hoguera en la caverna
       ni sombras en la pared
              ni sol afuera

                            solo tinieblas y rugidos

Hay días así
       amor
              en que todo
se me cae dentro del dolor
y no queda en mí un solo rosal en pie
y un viento frío dice con falsa ternura mi nombre

Días
       amor
              en que hay oculto en mí
un niño triste que ofrezco a las estrellas
y abandono         tras la más lejana y compasiva

Días
       amor
              en que soy el duelo del humo

Cómo decir con palabras
              lo que las palabras han dejado de ser
       lo que dicho no cabría en lo posible
y luego seguir el viaje en mi ausencia

En mí se rompieron hace mucho
       las bisagras del amor
y todo quedó en la infértil quietud 
              del reloj que me niega          tu hora

¿Tendrás el doliente coraje de tenderme
       retando al tiempo 
              tu mano
                     aún llena de semillas?

En mí ya no hay espinas que te hieran
       las he volteado todas hacia dentro
              hincadas están
                     en celosas fundas del alma

Tengo la tristeza del exilio
              sin partir
       sin morir
sin mí
 
Tengo la tristeza de los que iniciaron el viaje
                                                      sin viaje
              más profundo que la muerte
       más distante
más solo

Tengo la tristeza de ese día
que no está en los calendarios

Y tengo un nombre
                     imposible de decir
              vano de decir
       triste de decir
sin ti

Llevo en el alma una nostalgia de siglos

Y espero aquí
       en este lugar insistido
                              por el nunca

Espero…

Y es un lugar tan pequeño

                        que el mundo cabría
                                                      holgado

en él

Comentarios: ¡Anímate! Para mí es importante leer tu comentario al final de la página.

© 2021 Jerónimo Alayón.

Suscríbete al blog para estar al día:

Únete a otros 2.968 suscriptores

¡Anímate a comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.